• Especialista en Bruxismo.

Por que el Bruxismo causa patologías en los oídos, cabeza y cuello.


introducción

La cabeza, el cuello y mandíbula constituyen un sistema muy integrado en cuanto a las distintas funciones que cumplen y entre estas podemos nombrar la actividad muscular. Los músculos se activan por medio de los nervios que parten desde el cerebro o la médula espinal y salen del cráneo o entre las vértebras para llegar a los músculos que controlan.Algunos nervios comparten el mando de músculos mandibulares, pero también otros el control muscular de función auditiva y mandibular. Esta actividad del sistema nervioso determina que un determinado músculo se active para producir un movimiento o bien se desempeñe además para sostener la cabeza, vertebras y mandíbula (tono muscular).





Bruxismo, dolor muscular y el oído.

La alteración de la función muscular es la clave para entender porque el bruxismo provoca dolor muscular y a veces también síntomas en el oído como dolores, disminución de audición, acufenos y oídos tapados.

Particularmente la sintomatología auditiva y por supuesto descartando inicialmente cualquier origen objetivo en los oídos, el bruxismo puede provocar estos daños colaterales auditivos por la mal función de los músculos mandibulares.

La función muscular puede alterarse por una demanda exagerada de su uso sin que el mismo pueda reposar para reponer los nutrientes utilizados, algunos ejemplos: masticar chicles durante un tiempo prolongado, morderse la uñas, los labios o la lengua, triturar hielo con las muelas, apretar (bruxismo) o frotar(rechinamiento) los dientes ante situaciones estresantes o de concentración en alguna tarea ,etc. pero ademas pueden darse situaciones de exigencia postural por largos periodos de tiempo frente a un ordenador, o incluso situaciones donde se utilizan funciones naturales como el habla, pero durante tiempos muy largos de uso como en el caso de los docentes, otras veces, aun incluso sin bruxar y por exposición a situaciones emocionales de intensidad y de impacto negativo producen un aumento el tono muscular reflejo y dolor.









Estas conductas, si son frecuentes determinan que la fatiga muscular continua provoque dolor y este, de ser constante, por efectos de estimulación del sistema nervioso central puede desarrollar síntomas dolorosos en zonas alejadas al musculo afectado, localizándose como dolores frontales, temporales o en la zona nucal del cuello y occipital baja del cráneo.

Ahora bien, como los músculos también sostienen la cabeza, clavícula, omóplatos, vertebras y mandíbula cualquier funcionamiento anormal muscular carga de estrés en las articulaciones de estos huesos y puede provocar malposiciones en las vértebras y patología en las articulaciones temporomandibulares.

Discusión.

Ya en claro que el bruxismo puede causar manifestaciones auditivas, dolores musculares desordenes en las vertebras y alteraciones estructurales en las articulaciones temporomandibulares no hay que perder el criterio de descartar otras patologías que puedan coexistir con el bruxismo por lo que siempre se debe interactuar con médicos para indagar otras causas.

La cabeza, el cuello y mandíbula constituyen un sistema muy integrado en cuanto a las distintas funciones que cumplen y entre estas podemos nombrar la actividad muscular. Los músculos se activan por medio de los nervios que parten desde el cerebro o la médula espinal y salen del cráneo o entre las vértebras para llegar a los músculos que controlan.Algunos nervios comparten el mando de músculos mandibulares, pero también otros el control muscular de función auditiva y mandibular. Esta actividad del sistema nervioso determina que un determinado músculo se active para producir un movimiento o bien se desempeñe además para sostener la cabeza, vertebras y mandíbula (tono muscular).








Bruxismo, dolor muscular y el oído.

La alteración de la función muscular es la clave para entender porque el bruxismo provoca dolor muscular y a veces también síntomas en el oído como dolores, disminución de audición, acufenos y oídos tapados.

Particularmente la sintomatología auditiva y por supuesto descartando inicialmente cualquier origen objetivo en los oídos, el bruxismo puede provocar estos daños colaterales auditivos por la mal función de los músculos mandibulares.

La función muscular puede alterarse por una demanda exagerada de su uso sin que el mismo pueda reposar para reponer los nutrientes utilizados, algunos ejemplos: masticar chicles durante un tiempo prolongado, morderse la uñas, los labios o la lengua, triturar hielo con las muelas, apretar (bruxismo) o frotar(rechinamiento) los dientes ante situaciones estresantes o de concentración en alguna tarea ,etc. pero ademas pueden darse situaciones de exigencia postural por largos periodos de tiempo frente a un ordenador, o incluso situaciones donde se utilizan funciones naturales como el habla, pero durante tiempos muy largos de uso como en el caso de los docentes, otras veces, aun incluso sin bruxar y por exposición a situaciones emocionales de intensidad y de impacto negativo producen un aumento el tono muscular reflejo y dolor.










Estas conductas, si son frecuentes determinan que la fatiga muscular continua provoque dolor y este, de ser constante, por efectos de estimulación del sistema nervioso central puede desarrollar síntomas dolorosos en zonas alejadas al musculo afectado, localizándose como dolores frontales, temporales o en la zona nucal del cuello y occipital baja del cráneo.

Ahora bien, como los músculos también sostienen la cabeza, clavícula, omóplatos, vertebras y mandíbula cualquier funcionamiento anormal muscular carga de estrés en las articulaciones de estos huesos y puede provocar malposiciones en las vértebras y patología en las articulaciones temporomandibulares.

Discusión.

Ya en claro que el bruxismo puede causar manifestaciones auditivas, dolores musculares desordenes en las vertebras y alteraciones estructurales en las articulaciones temporomandibulares no hay que perder el criterio de descartar otras patologías que puedan coexistir con el bruxismo por lo que siempre se debe interactuar con médicos para indagar otras causas.

814 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo